Menu
 

Luis Morales “INTERCEPTOS”

Luis Morales “INTERCEPTOS”

 

El sábado 21 de octubre, a partir de las 11 a.m, Alonso Garcés Galeria invita a la inauguración de “Interceptos” de Luis Morales, tercera exposición programada del proyecto “templos” Garcés Velasquez / Alonso Garcés Galeria 40 años.

 

Alonso Garcés Galería celebra sus cuarenta años con una serie de exposiciones denominada “Templos”. Nadie duda que la galería de Alonso y Aseneth, conocida al fundarse como “GarcésVelásquez”, haya llevado hasta el presente un recorrido histórico pues han pasado por sus salas todos los artistas colombianos más representativos del arte nacional. “Templos” es una alusión al uso religioso que tuvo en sus inicios la actual sede de la galería y
también una evocación del telón de 470 x 580 cm de Luis Caballero realizado en 1990 que reafirmó el valor sagrado del recinto.


La abstracción en su sentido más elemental es un lenguaje que se independiza de la
representación, o sea que se aleja de lo reconocible, en una palabra de la figuración. El aporte
de la serie “Interceptos” es la ambigüedad que introduce al concepto de ¿que es lo abstracto?
Observando en detalle cualquier obra de la presente serie podemos afirmar plenamente que es
una obra abstracta, es decir, no encontramos en ella una remisión obvia a un aspecto de la
realidad reconocible. Pero las fotografías de Luis Morales en esta serie son tomadas de
espacios reales. Entonces surge la pregunta, ¿puede ser algo abstracto tomado de una realidad
dada? “Interceptos” muestra y demuestra que sí. Lo que permite esta contradicción, este
oxímoron: “realismo abstracto”, es el carácter digital de toda la fotografía que expresa la serie.
Lo abstracto de “Interceptos” ya no pertenece a la primera generación clásica de la abstracción
europea: Malévich, Kandinsky, Mondrian, ni tampoco a sus sucesores norteamericanos que le
introdujeron nuevos sentidos: Pollock, Newman, Rothko y Still, ni aún a la abstracción
colombiana de Marco Ospina, Eduardo Ramírez Villamizar, Guillermo Wiedemann, entre otros.
Es ahí donde aparece la geometría para controlar, el espacio que se dirige al plano fotográfico
como conciencia del medio que se ejecuta y el color que permanece sobrio y adecuado, ajeno a
los avatares de los cromos rentables que nos han introducido los sistemas mediáticos. La
concepción de una gran obra central que domina elespacio de la galería en la presente
exposición es al mismo tiempo un genuino homenaje a Alonso Garcés Galería y a Luis
Caballero y su mural del 90. Es pues una paradoja que los “Caminos a lo absoluto” como llamó
John Golding a la abstracción pura, sean ahora recorridos a través de sendas que se comunican
por los vericuetos de un realismo, no ya tan directo, sino lleno de sugestivos itinerarios.
Luis Fernando Valencia

septiembre 22 de 2017 Medellín, Colombia,